La de su ultima e infinita transendencia 

           la de su risa

la de sus tontas y seguidas desavenencias

        po esto y lo otro

y por las tantas incosistencias

        por lo de allá

        por lo de acá

por esas simples incongruencias

que a el le dio por defender con insistencia

         el me ha pedido 

        que me retire

de este frente de violencia

confrontacion que nada sirve

que la verdad que uno vive

hay que llevarla y defenderla

mas siempre antes 

es importante

la convivencia.

 

Entonces presa de pavor y yerto
como un cadáver, mudo y pensativo,
en mi abstracción a descifrar no acierto

Si es que dormido estoy o estoy despierto,
si un muerto soy que sueña que está vivo
o un vivo soy que sueña que está muerto.

 

¿Cómo quieres mortal que en la existencia
tu esposa guarde  tus atributos...
si tu mismo, al robarle la inocencia,
le enseñas el deleite de los brutos?

Hombre, eres pasto de un rencor violento:
al mal te empujan invisibles manos;
vives, y  devora el sufrimiento;
mueres, y  devoran los gusanos.

 


 


El aguila, en el aire
sabe mejor mirar
embistiendo a las nubes
que le impiden volar.

Rompe los zancos
y comienza a andar,
sobre la tierra,
sobre la tierra de verdad.